Skip to content

Yo también puedo ser un gafapasta y hablar de una cantante francesa.

16/05/2011

No quiero extenderme mucho en esta entrada porque estoy en plenos exámenes y debería estar estudiando o erradicando la pobreza en el mundo. Por lo que esto será un mero paréntesis y un descanso a mis neuronas.

El pasado sábado 14 fue el Festival de la política europeo, llamado Eurovisión. Para muchos una oda a la homosexualidad, para otros una frikada, para el resto una tomadura de pelo que solo sirve para masturbación entre países del Este (apesta a URSS por todas partes). Pero tampoco quiero hablar mucho, porque en brevas haré una entrada entera para este festival que veo desde que tengo uso de razón.

      Pequeño esquema para saber quién ganará Eurovisión en el futuro.

El motivo de mi entrada fue que en uno de esos programas añejos de los que se nutre la 1, bueno la cadena entera huele a baúl cerrado de abuela por mucho que digan, apareció mi querida France Gall, a la que admiro profundamente y no solo porque sea como Siena Miller pero vestida. Se me activó la mente y me acordé de donde me viene esta pasión y es de la versión de April March (la Russian Red americana solo que con menos aires de 40 y con menos voz de desgana) de Cet air-lá, que escuchaba una y otra vez en Hablar por hablar. Y es que para que negarlo, las cantantes francesas molan.

Junto con Edith Piaf, Gall la consideró la gran diva de la canción francesa, y es que juegan con ventaja. Aunque cantes como el ojete, o directamente no cantes como la gran mayoría de artistas galos, el acentillo ese pone y les da un aire a las canciones que nos encanta. Aunque hay excepciones como al petarda de Carla Bruni. Si alguien tiene que tomar el relevo de las grandes debe ser Vanessa Paradis, una de la únicas mujeres que puede meterse una moneda de 2 €uros entre las dos paletas.

Insert coin(s)

Pues eso, que con esta entrad voy a rendir homenaje a France Gall (¿se podría considerar una especie de Karina?) con algunas versiones con pequeños comentarios en los vídeos. La última canción es bastante freak, lo que hará las delicias del respetable:

      • Cet air-lá original y versión de April March:

Casi en un plano secuencia (chupaos esas Spice Girls y vuestro Wanabbe), la francesita demuestra que es posible cantar casi sin cambiar la expresión del rostro mientras unas personas que están acomplejadas por los diversos tics que tienen, han tomado LSD. ¿Avisamos a un exorcista o a Callejeros?

• Ella Elle L´a original y versión de Kate Ryan

No solo le ha cambiado la voz misteriosamente, también está más buena con su look ochentero. Del videoclip poco que decir, pero no se porqué, me han entrado un montón de ganas de meterme en Los Panteras Negras. ¿Qué levante la mano a quién más?


Yo mismo


Esta mujer es un misterio. Depende de como al mires está buena o parece unas especie de mujer ( o trans) hiperoperada ex de Marc Ostarcevic.

• Poupeé de cire, pupée de son original y versión de LA TERREMOTO DE ALCORCÓN.

La mítica canción ganadora de Eurovisión de 1965 en la que Conchita Bautista fue todo un antecedente de los artistas que se presentarían años posteriores, ya que tuvimos una puntuación maravillosa un 0. Gall se llevó el cat to the water representando ese lugar mítico que se encuentra entre Oz y Rivendel, me refiero a Luxemburgo.

La Terremoto de Alcorcón tiene poco comentario. En el vídeo parece una muñeca, sí, pero más bien un híbrido entre chochona y repollo. La versión me gusta demasiado, siento la frikeza.

Y como bonus track este videoclip que me recomendó mi amigo Santi y que debó resaltar por su lisergia. David Lynch junto con Velasco Broca dirigen este videoclip lleno de símbolos fálicos que se mueven de manera extraña.

Leyendo todo me he dado cuenta que he hablado de una francesa y he insinuado formas fálicas y no he hecho coñas sobre el francés…NO ME RECONOZCO.

PD: Hablando de Eurovisón, no puedo dejar de escuchar Hombres de Eva Santamaría.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. letipeletipe permalink
    17/05/2011 11:43 pm

    1. Dios te bendiga Diego por hablar de France Gall.
    2. Satanás te nombre su terrateniente, todo un honor, por sacar Les Sucettes, es canción sobre una tal Ana que codiciaba pirulíes fálicos y que France cantaba con candor (Serge Gainsbourg se la metió bien doblá). Por lo tonta que estaba bien podría ser una suerte de Karina, como decías, eso sí, con clase, nada de tomarse vodkas para evadirse a “un mundo nuevo y feliz”.
    3. ¿April March no era americana? Da igual, merece ser la hija de una prostituta de provinicias que buscó suerte con su cuerpo en los barrios bohemios de París. De eso, o de una moderna de M*****

    • 18/05/2011 9:28 am

      April March es americana, pero es una mujer tan sumamente guay y tan leída que puede nacer donde le viene en gana.

      France Gall le falta la misma cantidad de hervores que a Karina, por eso es tan sumamente ideal. Solo le falta soltar ese gracioso eskerrik asko que repetía la cantante en aquel mítico programa presentado por Jesús Vázquez llamado vivo cantando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: